Seguidores

viernes, 8 de agosto de 2008

Mi niña Dzyiana

Ya hace cinco años que viene a casa y todavía me acuerdo de la primera vez que la vi , al principio a primera vista parecía un niño por lo cual me dirigí a la persona encargada de los tramites y le dije Alicia yo te había solicitado una niña y me has traído un niño ya me da igual pero... a lo que ella me contesto Miguel es una niña pero viene pelada casi al cero y no se porque entonces empecé a mirarla fijamente y dije fuffff esta es de las dificiles como en realidad paso mas tarde.
Bueno cuando nos la entregaron con la documentacion ya empezaron los problemas pues no quería venir a casa con nosotros en parte la comprendi porque verse rodeada de gente que no conocía y hablando diferente idioma pues es para asustarse además de creerse que ya no vería mas a su familia.
La primera noche tuvo que venirse con nosotros la monitoria que traen Esvieta con Alicia y Jose estuvieron en casa hasta las tres de la madrugada que se quedo dormida y a las nueve de la mañana los tuve que llamar de nuevo porque la niña nada mas que lloraba .bueno así fueron practica mente los primeros veinte días pero sin nadie en casa nada mas que nosotros y la niña ya pasado este tiempo se tranquilizo después de ponerle en una pared de la cocina un calendario con la fecha de su marcha a Bielorrusia .
Ya comienzo a entendernos con el idioma y se comunicaba muy bien con mis hijos que por esa fecha tenían quince y diecinueve años , el día que fueron al Parque Acuático con todos los niños que vinieron juntos le comunique a los responsables de la hermandad que si la niña seguía como estaba el año siguiente no vendría a mi casa porque se sentia mal al igual que toda la familia.
Es increíble ya que la niña no estaba presente y desde entonces cambio por completo menos con migo ya que para ella yo era el padre de familia y con migo no quería nada ni acercarse así he estado tres años el año pasado ya venia cambiada respecto a mi y estaba mas(normalita )en cuanto al trato y este año ya es el acabose no voy a ningún sitio que ella no venga con migo esta siempre a mi alrededor como queriendome compensar por estos cuatro años de atrás hoy en día me peleo con ella todo los días y cuando se va a dormir me besa .
Que mas puedo pedir .

3 comentarios:

Marinel dijo...

Qué historia más bonita.Es realmente encomiable que no cejárais en vuestro empeño en tenerla y seguir trayéndola con vosotros año tras año.
También es absolutamente comprensible la actitud de la niña y me da una pena terrible, como imagino que os pasaría a vosotros, pero mira ahora qué felicidad sientes y ella de estar ahí.
Bonito de verdad.
Un besito.

Beeril dijo...

Hola, qué tal estás?

hoy que tengo tiempo he decidido conocer un poquito más a los redactores de Observador Virtual, al que yo también tengo el honor de pertenecer.

Muy bonita y conmovedora historia la tuya, la verdad es que tenía la fuerte convicción de que sólo se hablaba últimamente de economía, y esto me ha cogido de sorpresa.

Te vendré a visitar más a menudo.

Saludos!

Maria Rosa dijo...

Hola, he llegado a tu blog por obra de la causalidad,leí desde tu trasplante, a tu labor con la niña Dzyiana, me conmueve muchisimo saber que personas como tú se ocupen de los niños, que sufren el desarraigo de su lugar de origen, sé que es una tarea durísima, cuándo se produce la adaptación mutua, tienen que partir.
Maravillos lo que hacen por esos niños.
Un abrazo desde Argentina
María Rosa

Si quieres saber más de mí pasa por mi blog:

http://mishistoriascom.blogspot.com/
http://breveshistoriascom.blogspot.com/
Gracias por tu tiempo